Nombre científico: Allium sativum

Droga vegetal: bulbo de ajo

Compuestos del ajo: Alicina, ajoeno, compuestos sulfurados, aceites

toxicidad 10%

Usos Medicinales

Debido a la alicina y sus productos de transformación produce un efecto ligeramente hipolipemiante (colesterol, triglicéridos) además es un antiagregante plaquetario activado de la fibrinolisis, vaso dilatador periférico (antihipertensivo), antibacteriano y antifúngico.

Usos comprobados clínicamente

Coadyuvante en la profilaxis de la aterosclerosis y para el tratamiento de las hiperlipemias, también se utiliza para mejorar la circulación de los trastornos vasculares arteriales periféricos.

Por su acción antimicrobiana es útil para combatir catarros y otras infecciones de tracto respiratorio.

Otros de sus usos descritos:

parasitosis intestinales, infecciones vías urinarias y en cuanto a uso tópico: Dolores osteoarticulares, dermatomicosis, paradontopatías e hiperqueratosis.

Precauciones

Debido a su efecto antiagregante plaquetario, se aconseja utilizar con precaución en caso de hemorragias activas, pre y post operatorios, tratamiento con anticoagulantes tipo Warfarina o con hemostáticos.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al ajo, a sus compuestos o a otras aliáceas.

Efectos secundarios

Olor característico del aliento y del sudor, molestias gastrointestinales si se consume fuera de comidas, por vía externa el ajo puede producir dermatitis de contacto por su efecto vesicante.