Duchas vaginales con epazote

Duchas vaginales con epazote

Salud de la mujer con plantas medicinales.

He mandado durante muchos años las duchas vaginales de epazote Chenopodium ambrosioides para ayudar a algunos malestares propios de la mujer como la infección por Candida albicans que es el hongo que produce la candidiasis, muy frecuente en la mujer y en especial en la vagina, aunque en ocasiones puede también estar presente en hombre en áreas como boca, recto, uretra e incluso en el estómago. En el caso de la candidiasis vaginal y otras afecciones relacionadas al microbiota vaginal la planta epazote contiene un aceite llamado ascaridol que ha mostrado gran eficacia contra microorganismos como el C. albicans y muchos otros.

Otros usos de la ducha vaginal

Estas duchas también ayudan para vaginitis, escozor vaginal, inflamación, flujo blanco o amarillo y también se puede agregar romero hoja si es que el problema es un poco más agudo, no hay problemas con el pH vaginal ya que no se ve negativamente modificado.

Propiedades del epazote

El epazote es una de las plantas más generosas y asequibles que existen, su bondad farmacológica va desde problemas digestivos como gases, meteorismo, obstrucciones leves intestinales, parásitos en especial helmintos; es decir que es un antihelmíntico por excelencia, pero también nuevos estudios nos arrojan que el epazote podría ser una esperanza tangible para las personas que padecen artritis reumatoide, artrosis y otras enfermedades inflamatorias articular así también degenerativa ósea como la osteoporosis.

En este momento no lo haré y por ello dejo este tema aquí con la firma promesa de escribir un artículo con evidencia científica y bibliografía para sustentar esto.