Lavanda

Nombre científico: Lavandula angustifolia Miller.
Parte utilizada: Flor de lavanda, consiste en la flor desecada; Aceite esencial de lavanda obtenido por destilación al vapor de las sumidades floridas.
Toxicidad: 10%

La lavanda puede quedar definida como arbustos o matorrales de un crecimiento globoso que contiene un follaje gris verdoso y que en el centro floral cuenta con unas espigas de flores azuladas.

Principales componentes

El aceite esencial está constituido principalmente por acetato de linalilo y linalol; también por otros monoterpenos como terpinen, acetato de lavandulilo, alcanfor, limoneno y α-terpineol. Derivados cumarínicos, flavonoides y ácidos fenólicos como el ácido rosmarínico.

Usos tradicionales

 

Tanto la flor como el aceite esencial se emplean tradicionalmente para aliviar síntomas leves de estrés mental y agotamiento y para ayudar a dormir, el aceite esencial de lavanda también se ha mostrado útil en la menopausia, produciendo una reducción de los sofocos, y en la dismenorrea.
Por su efecto antimicrobiano, el aceite esencial es útil en el tratamiento de la bronquitis aguda. También se ha mostrado efectiva en el tratamiento de la estomatitis aftosa.

Principales usos farmacológicos

 

a) Actividad espasmolítica
El aceite esencial de lavanda muestra actividad espasmolítica en íleo aislado de cobaya y útero de rata, y disminución del tono del músculo, concreto el aceite esencial inhibe la respuesta contráctil debida a la acetilcolina exógena y la histamina.
b) Actividad sedante
En animales de experimentación se ha demostrado que el aceite esencial de lavanda, por vía intraperitoneal, prolonga significativamente el tiempo de anestesia inducida por hexobarbital sódico, alcohol e hidrato de cloral. También reduce la actividad locomotora espontánea y la actividad locomotora incrementada con cafeína o anfetamina.

 

Contraindicaciones

La EMA contraindica el uso del aceite esencial en baños en casos de heridas abiertas, lesiones dérmicas grandes y enfermedades dérmicas agudas, fiebre alta, infecciones graves, problemas circulatorios graves e insuficiencia cardíaca.

Debido al uso tradicional del aceite esencial y la flor como emenagogo y abortivo (no demostrado clínicamente), la OMS contraindica su uso en mujeres embarazadas.

 

Efectos secundarios

No se ha establecido la seguridad durante embarazo, la lactancia ni en niños menores de 12 años. Puede perjudicar la habilidad de conducir y manejar maquinaria.

Estudios farmacológicos en líneas celulares de cáncer de mama han demostrado que el aceite esencial tiene cierta actividad estrogénica y ligeramente antiandrogénica..

 

 

 

Modo de uso

La flor de lavanda se emplea por vía oral en forma de infusión de las flores, y el aceite esencial se emplea por vía inhalatoria y tópica.

ESCOP (mayores de 12 años):

a) Por vía oral:
– Infusión: 1-2 cucharaditas (aprox. 0,8-1,6 g) por 150 mL de agua, tres veces al día.
– Tintura (1:5, etanol 50-60%): 60 gotas diarias.
– Aceite esencial: 1-4 gotas (aprox. 20-80 mg), en un terrón de azúcar.

b) Uso externo:
Como aditivo para baño: 20-100 g de flores por cada 20 L de agua, o 6 gotas de aceite esencial por baño o equivalentes.
Para inhalación: varias gotas del aceite esencial o diluciones al 2-20%, en un nebulizador.