El café verde es decir el que no esta tostado contiene grandes cantidades de acido clorogénico esta es una sustancia química que ayuda a prevenir la diabetes ya que mantiene los niveles de glucosa en la sangre y la hipertensión arterial dentro de los parámetros normales.

El café verde y el sindrome metabolico

El síndrome metabólico es un grupo de afecciones (aumento de la presión arterial, azúcar alta en la sangre, exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y niveles anormales de colesterol o de triglicéridos) que ocurren en simultáneo, o que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes. Este síndrome está muy asociado al sobrepeso, más que nada en la edad adulta.La mayoría de los trastornos asociados con el síndrome metabólico no tienen síntomas, si bien una circunferencia de cintura amplia es un signo visible.

¿Auxiliar en la pérdida de peso?

El café verde puede acelerar el descenso de peso porque tiene efecto diurético, laxante, termogénico, disminuye la absorción de glucosa, baja la tensión arterial y desinflama el organismo para que se desintoxique y vuelva a su peso equilibrado.

Mejora la resistencia a la insulina

 

En las personas con resistencia a la insulina, las células no responden normalmente a la insulina, y la glucosa no puede ingresar a las células con tanta facilidad. Como resultado, los niveles de glucosa en sangre aumentan a pesar de que el cuerpo intenta controlar la glucosa generando más y más insulina.

¿Café tostado o café verde?

El café verde contiene cafeína en suficiente cantidad como para estimular el ánimo combatiendo la fatiga de las dietas y también, para mejorar con su efecto drenante los líquidos retenidos en exceso en el organismo, por lo que ya esos dos efectos son beneficiosos.