Albaricoquero

Nombre científico: Prunus armeniaca L.

Parte utilizada: Los frutos, el aceite obtenido de las semillas.

Toxicidad: 10%

-Los frutos contienen: lectina, ácido cítrico y málico, betacaroteno, tiamina, niacina, ácido absorbico.

– Las semillas: Aceite muy rico en ácidos grasos insaturados (oleico, linoleico).

 

El albaricoquero es un árbol frutal originario de China este era considerado un símbolo de larga vida e inmortalidad, es considerado uno de los 20 alimentos esenciales para una vida sana.

 Usos tradicionales

 

Tiene un bajo contenido calórico, es un excelente diurético, combate el estreñimiento, ayuda a tener una piel sana, auxiliar contra el colesterol y presión alta, previene osteoporosis, previene enfermedades respiratorias y anemia. Por otra parte, el aceite es un excelente estimulante, ayuda a eliminar el estrés, la ansiedad y la depresión.

Actividad farmacológica

 

La pectina tiene un efecto regulador del tránsito intestinal: laxante mecánico suave, demulcente, protector de las mucosas. El albaricoque se caracteriza además por su aporte vitamínico.

El aceite obtenido de las semillas es emoliente, con gran capacidad de penetración y un excelente grado de untuosidad.

Indicaciones

 

Fruto: Estreñimiento, avitaminosis, convalecencia.

Aceite: en uso tópico como hidratante cutáneo en dermatitis, pieles secas, envejecimiento cutáneo, ictiosis.

 Modo de uso

 

Fruto: Uso alimentario.

Aceite: en forma de geles, pomadas o cremas (uso tópico).