Damiana

Nombre científico: Turnera diffusa Willd. ex Schult.
Parte utilizada: Principalmente las hojas y los tallos, aunque las flores y el fruto se usan ocasionalmente en la medicina tradicional.
Toxicidad: 33%

Principales componentes

Aceite esencial, cineol, cimeno, timol, sesquiterpenos (α-copaeno, δ-cadineno, elemeno, calameneno).

Usos farmacológicos

Es un tónico general, antidepresivo y afrodisíaco. Esta última actividad dependería en parte de los efectos tónicos generales. Algunos estudios en ratas macho han mostrado un aumento en el número de cópulas y una reducción en intervalo entre cada eyaculación. En este efecto los flavonoides desempeñarían un papel muy importante. También se ha reportado actividad diurética y ligeramente antiséptica urinaria (por la actividad del aceite esencial y del arbutósido).

El aceite esencial demostró experimentalmente efecto expectorante, en tanto la resina se comporta como laxante y la damianina como aperitivo. Extractos de las hojas de esta planta mostraron en ratas diabéticas efectos hipoglucemiantes, tanto en forma oral como intraperitoneal. También se demostró experimentalmente actividad antioxidante de las partes aéreas, y actividad sedante de la apigenina.

 

Usos tradicionales

La damiana se ha utilizado tradicionalmente para aumentar el tono general y reduir la sensación de cansancio, así como para facilitar las digestiones. No se han encontrado sustancias o principios activos de tipo hormonal; en cambio, se estima que el efecto estimulante sobre el SNC y la acción ligeramente irritativa del aceite esencial sobre el tracto urinario (dando mayor sensibilidad a la eyaculación) podrían estar involucrados en su uso como afrodisíaco.

Un producto destinado a la obesidad, elaborado a partir de extractos secos de damiana, yerba mate y guaraná , demostró a través de un ensayo clínico aleatorizado y controlado con placebo, efectos reductores de peso. Este efecto aumentó cuando se añadió fibra soluble (inulina) al tratamiento.

Modo de uso

Usos tradicionales, por vía interna:
– Infusión: 2-4 g de hoja seca, tres veces al día.
– Extracto seco (5:1): 100-350 mg/cápsula. Una o dos cápsulas al día.
– Extracto fluido (1:1, etanol 60%): 30-50 gotas, una a tres veces al día.
– Tintura (1:10): 50-100 gotas, una o dos veces al día. También se puede preparar en relación 1:5 en etanol 40%, a razón de 25-30 gotas, 2 veces al día.

Contraindicaciones

Embarazo y lactancia, por la falta de demostración de seguridad en estas circunstancias. Ansiedad, insomnio, taquicardia, síndrome del intestino irritable (por su efecto estimulante sobre el sistema nervioso central).

Precauciones

Se recomienda no asociar a otras drogas psicoestimulantes (café, te, guaraná, cola, ginseng, yerba mate, etc). En caso de pacientes con antecedentes de cáncer de mama se desaconseja su uso por la posibilidad de interacción de la damiana con los receptores de progesterona.

Dosis muy altas de damiana pueden provocar efectos purgantes, taquicardia, insomnio, cefalea e irritabilidad de las mucosas del tracto urinario.

Interacciones

La damiana puede interferir con la absorción de hierro y otros minerales.