¿Qué es fitoterapia?

¿Qué es fitoterapia?

Fitoterapia se define como la ciencia que estudia la utilización de los productos de origen vegetal con finalidad terapéutica, ya sea para prevenir, para atenuar o para curar un estado patológico.

 

¿Cómo surge el termino “fitoterapia”?

La fitoterapia es un neologismo, la palabra viene del griego phyton (planta, vegetal) y therapeia (tratamiento) empleado por Henri Leclerc, médico francés (1870-1955), en los comienzos de siglo, desde entonces la palabra
fitoterapia es utilizada para designar la utilización
de las plantas medicinales con fines terapéuticos,
que serviría más tarde para diferenciarla de la
forma de curar actual; la medicina sintética o
convencional.

Históricamente, la producción de medicamentos y el tratamiento
farmacológico de las enfermedades se inició con la utilización de
las plantas. La Fitoterapia, por tanto, constituye una parte integral
de la terapéutica desde sus inicios. Una parte importante de los
fármacos empleados actualmente derivan, directa o indirecta-
mente, de principios activos que inicialmente fueron aislados de
plantas.
Propiedades terapéuticas del pepino

Propiedades terapéuticas del pepino

Pepino

Nombre científico: Cucumis sativus L.

Parte utilizada: Fruto

Toxicidad: 10%

Principales componentes

Abundantes mucílagos, celulosa además aporta fibra, pequeñas cantidades de vitamina C, provitamina A y de vitamina E, y, en proporciones aún menores, vitaminas del grupo B tales como folatos, B1, B2 y B3. En su piel se encuentran pequeñas cantidades de beta-caroteno

Usos tradicionales

Algunas personas usan el jugo de las hojas para tratar la dispepsia en los niños, y las semillas pueden ayudar a expeler parásitos intestinales. El fruto es diurético y depurativo, si bien puede resultar indigesto debido a su alto contenido de celulosa. Aplicado en la piel, en forma de crema, loción, jabón u otro producto cosmético, contribuye a hidratar y aclarar. Un famoso remedio casero implica cortar dos rodajas de pepino y colocarlas sobre los ojos cerrados durante unos minutos, con la intención de aliviar la hinchazón de la piel e hidratarla. Puede resultar útil en el tratamiento de quemaduras solares y eczema.

Usos farmacológicos

Su contenido en mucílagos le transfiere propiedades como demulcente, antipruriginoso, emoliente. El pepino funciona como un antiinflamatorio para el estómago, ayudando a mejorar la digestión, además de disminuir la acidez y la formación de gases en el tubo digestivo, es diurético y depurativo beneficiando el metabolismo para la eliminación de las grasas. 

Modo de uso

– Uso alimentario.
– Extracto glicólico (1/5): Aplicar localmente, puro o en forma de gel o crema.
– Pepino, en rodajas, aplicado tópicamente, como mascarilla.

Efectos secundarios

 

Cuando se consume como alimento resulta en ocasiones indigesto, debido a su alto contenido en celulosa.

Precauciones

 

Algunas variedades presentan un sabor amargo debido a su contenido en curcubitacina C, debiendo desecharse.

Contraindicaciones

 

puede provocar alergias, por lo que, si se nota algún tipo de hinchazón, urticaria o enrojecimiento, se debe evitar su consumo.

Chile y sus usos terapéuticos

Chile y sus usos terapéuticos

Chile

Nombre científico: Capsicum annuum
Parte utilizada: Fruto (consiste en el fruto maduro o seco de Capsicum annuum)
Toxicidad: 66%

Características

El chile es originario de México, Centro y Sudamérica, siendo cultivado en tierras templadas y calientes. En general alcanza de 30 a 80 cm de altura. El tallo es erguido, ramoso y liso. Las hojas son simples, alternas, generalmente aovadas, enteras, lisas y lustrosas.

Principales componentes

Oleorresina constituida mayoritariamente por capsaicinoides, siendo capsaicina el componente mayoritario (63-77%), otros componentes presentes son: flavonoides, carotenoides, saponósidos y vitamina C.

Usos tradicionales

Son parte esencial de la gastronomía de México, de la India y del sureste asiático pueden consumirse frescos, secos o cocidos e incluso en postres y bebidas , gracias a sus propiedades, tienen algunos usos medicinales. Las variedades picantes tienen efectos tónicos y antisépticos, y pueden aumentar la sudoración y estimular los sistemas circulatorio y digestivo. Contribuyen a aliviar resfriados, problemas digestivos y asma.

Usos farmacológicos

La principal acción es la analgésica, aunque también tiene propiedades desinflamatorias. La aplicación tópica es rubefaciente y revulsiva, causando eritema y sensación de quemazón (a veces también picor), que se relaciona con un proceso inflamatorio neurogénico que favorece la liberación del neurotransmisor sustancia P.
También tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas, además la resina de cápsico y la capsaicina tienen propiedades antiulcerosas.

 

Dosis recomendadas por la EMA

a) Emplasto conteniendo un extracto (4-7:1, etanol 80%) estandarizado en 2-2,78% de capsaicinoides totales:
– De 22 x 14 cm, conteniendo 11 mg de capsaicinoides expresados como capsaicina (= 35 μg/cm2)
– De 12 x 18 cm, conteniendo 4,8 mg de capsaicinoides expresados como capsaicina (= 22 μg/cm2)
Máximo: una aplicación al día sobre el área afectada durante 4-12 horas. Debe haber un intervalo mínimo de 12 horas entre aplicaciones.

b) Formas semisólidas correspondientes a 40-53 mg de capsaicinoides / 100 g, aplicadas sobre el área afectada, 2-4 veces al día.
Duración del tratamiento: hasta que se produzca alivio del dolor, si es necesario hasta 3 semanas, tras las cuales se recomienda un descanso de al menos 3 semanas.

Precauciones

No aplicar en caso de alergia al fruto de cápsico, sus componentes o sus preparaciones, ya que se han descrito reacciones de hipersensibilidad (urticaria). No aplicar sobre piel dañada ni zonas sensibles, como ojos o mucosas, donde puede producir irritación, sensación de quemazón y eritema, aplicada incluso a bajas concentraciones.

Por sus propiedades revulsivas puede provocar irritación de piel y mucosas en caso de sobredosificación, llegando a ser vesicante. El uso prolongado en una misma área, puede dañar las terminaciones nerviosas. La inhalación del producto puede provocar broncoespasmos y alveolo-bronquitis.

No es conveniente aplicar simultáneamente, en el mismo lugar, con otros productos de aplicación tópica (p.ej. rubefacientes o analgésicos), ni con otras fuentes de calor.

Como prevención general hay que lavarse las manos, con agua fría y jabón, tras cada aplicación.

Damiana la planta afrodisiaca

Damiana la planta afrodisiaca

Damiana

Nombre científico: Turnera diffusa Willd. ex Schult.
Parte utilizada: Principalmente las hojas y los tallos, aunque las flores y el fruto se usan ocasionalmente en la medicina tradicional.
Toxicidad: 33%

Principales componentes

Aceite esencial, cineol, cimeno, timol, sesquiterpenos (α-copaeno, δ-cadineno, elemeno, calameneno).

Usos farmacológicos

Es un tónico general, antidepresivo y afrodisíaco. Esta última actividad dependería en parte de los efectos tónicos generales. Algunos estudios en ratas macho han mostrado un aumento en el número de cópulas y una reducción en intervalo entre cada eyaculación. En este efecto los flavonoides desempeñarían un papel muy importante. También se ha reportado actividad diurética y ligeramente antiséptica urinaria (por la actividad del aceite esencial y del arbutósido).

El aceite esencial demostró experimentalmente efecto expectorante, en tanto la resina se comporta como laxante y la damianina como aperitivo. Extractos de las hojas de esta planta mostraron en ratas diabéticas efectos hipoglucemiantes, tanto en forma oral como intraperitoneal. También se demostró experimentalmente actividad antioxidante de las partes aéreas, y actividad sedante de la apigenina.

 

Usos tradicionales

La damiana se ha utilizado tradicionalmente para aumentar el tono general y reduir la sensación de cansancio, así como para facilitar las digestiones. No se han encontrado sustancias o principios activos de tipo hormonal; en cambio, se estima que el efecto estimulante sobre el SNC y la acción ligeramente irritativa del aceite esencial sobre el tracto urinario (dando mayor sensibilidad a la eyaculación) podrían estar involucrados en su uso como afrodisíaco.

Un producto destinado a la obesidad, elaborado a partir de extractos secos de damiana, yerba mate y guaraná , demostró a través de un ensayo clínico aleatorizado y controlado con placebo, efectos reductores de peso. Este efecto aumentó cuando se añadió fibra soluble (inulina) al tratamiento.

Modo de uso

Usos tradicionales, por vía interna:
– Infusión: 2-4 g de hoja seca, tres veces al día.
– Extracto seco (5:1): 100-350 mg/cápsula. Una o dos cápsulas al día.
– Extracto fluido (1:1, etanol 60%): 30-50 gotas, una a tres veces al día.
– Tintura (1:10): 50-100 gotas, una o dos veces al día. También se puede preparar en relación 1:5 en etanol 40%, a razón de 25-30 gotas, 2 veces al día.

Contraindicaciones

Embarazo y lactancia, por la falta de demostración de seguridad en estas circunstancias. Ansiedad, insomnio, taquicardia, síndrome del intestino irritable (por su efecto estimulante sobre el sistema nervioso central).

Precauciones

Se recomienda no asociar a otras drogas psicoestimulantes (café, te, guaraná, cola, ginseng, yerba mate, etc). En caso de pacientes con antecedentes de cáncer de mama se desaconseja su uso por la posibilidad de interacción de la damiana con los receptores de progesterona.

Dosis muy altas de damiana pueden provocar efectos purgantes, taquicardia, insomnio, cefalea e irritabilidad de las mucosas del tracto urinario.

Interacciones

La damiana puede interferir con la absorción de hierro y otros minerales.

Los beneficios del romero

Los beneficios del romero

 

Romero

Nombre científico: Rosmarinus officinalis L.
Parte utilizada: Hoja de romero
Toxicidad: 10%

Principales componentes

Los componentes más característicos son: cineol, α-pineno, alcanfor, canfeno, borneol, acetato de bornilo y α-terpineol. Otros compuestos son, diterpenos fenólicos amargos, derivados hidroxicinámicos (ácido rosmarínico, flavonoides y triterpenos.

Usos tradicionales

Alivia dolores musculares o articulares, favorece la salud del hígado, incentiva el crecimiento del pelo, Le aporta vitalidad a la piel, le aporta vitalidad a la piel, hidrata el cabello. La ESCOP aprueba el uso de los preparados de hoja romero y el aceite esencial, por vía oral, para el tratamiento sintomático de trastornos digestivos,favorecer la cicatrización de heridas y como antiséptico suave. Frecuentemente, la droga se usa como conservante y antioxidante. Se utiliza también en licorería.

Usos farmacológicos

La hoja de romero posee, fundamentalmente, acción colerética y colagoga, hepatoprotectora y antiinflamatoria. Sus extractos ejercen una potente actividad antioxidante, debida fundamentalmente a los diterpenos fenólicos y al ácido rosmarínico. El aceite esencial, por vía tópica, posee acción revulsiva y estimulante de la circulación. Es un buen antiespasmódico y anticonvulsivo, además de ser efectivo como antibacteriano y antifúngico frente a un amplio número de microorganismos. Algunos constituyentes del romero, especialmente el ácido carnósico, carnosol, ácido rosmarínico y ácido ursólico siendo objeto de estudio en campos muy diversos: síndrome metabólico, depresión, Parkinson, trastornos cognitivos, cáncer e inflamación.

Modo de uso

Vía oral:
– Droga en infusión: 1-2 g en 150-250 mL de agua hirviente, 2-3 veces al día (dosis diaria: 2-6 g).
– Extracto fluido (1:1, etanol 45%): 2-4 mL al día.
– Extracto líquido (1:17-19, enólico): 10-20 mL, 2-3 veces al día.
– Extracto líquido (1:13, enólico): 20 mL, 1-2 veces al día.
– Zumo obtenido por expresión (1:1,8-2,2): 5 mL, 2-3 veces al día.
– Aceite esencial (solo adultos y ancianos): 2 gotas al día.

Vía externa:
– Droga entera o cortada en decocción (1:20): añadir 1 litro al agua de baño, 2 veces por semana.
– 50 g de droga por baño, una vez al día.
– Aceite esencial: 6-8% en preparados semisólidos y líquidos, 2-3 veces al día. En baños: 10-27 mg/L; temperatura recomendada del agua: 35-38 °C; duración: 10-20 minutos.

La EMA considera que no existe suficiente documentación para recomendar el uso de los preparados de romero en niños menores de 12 años, ni el del aceite esencial en niños y adolescentes menores de 18 años.

Precauciones

Los preparados de romero no deben utilizarse por vía oral en caso de obstrucción de vías biliares.

Los baños están contraindicados en pacientes con heridas abiertas, amplias lesiones en la piel, fiebre, infecciones graves, inflamación aguda, trastornos circulatorios graves o insuficiencia cardíaca.

Se han descrito casos de hipersensibilidad, en forma de dermatitis de contacto y asma ocupacional (se desconoce la frecuencia).

El aceite esencial por vía interna puede ocasionar cefaleas, espasmos musculares, gastroenteritis e irritación del endotelio renal, y a dosis altas puede resultar neurotóxico y abortivo.

Debe evitarse el contacto del aceite esencial con los ojos. Los preparados semisólidos con aceite esencial de romero no deben aplicarse cerca de las mucosas.

No se recomienda utilizar los preparados de romero durante más de 2 semanas por vía interna o más de 4 semanas por vía tópica; si transcurrido este tiempo los síntomas persisten, debe consultarse a un médico.